Consejos para elegir un psicólogo online

/

Ya quedaron atr√°s los tiempos en los que la √ļnica forma de acceder a un psic√≥logo era ir a su consulta de manera presencial. El campo de las comunicaciones por internet ha avanzado de una manera brutal y ya es posible conectarse en tiempo real con cualquier persona del mundo en tiempo real, siempre que disponga de conexi√≥n a internet y un dispositivo normal como puede ser un ordenador, tablet o smartphone. Si incluso los m√©dicos ya atienden por v√≠a telem√°tica en muchas plataformas, ¬Ņpor qu√© no recibir terapia psicol√≥gica en l√≠nea?.

El confinamiento y la nueva realidad

Aunque ya hac√≠a a√Īos que los psic√≥logos online hab√≠an ido ganando en relevancia no podemos obviar un hecho que ha cambiado nuestro d√≠a a d√≠a y ese ha sido el confinamiento por el covid. Gente que siempre hab√≠a sido reacia a comunicarse online (con sistemas de videollamada como Hangouts, Skype o Zoom), en una circunstancia tan radical como el confinamiento para protegernos del coronavirus se ha visto obligada a hacer uso de ella. Por ejemplo:

  • Para estar en contacto con sus seres queridos.
  • Por la obligaci√≥n de teletrabajar en determinados sectores.

Esto ha hecho que se ¬ęquite el miedo¬Ľ para ponernos delante de una c√°mara, aparte de la propia resistencia al cambio que a tanta gente bloquea. Hemos visto que al final no estamos hablando ¬ęa una c√°mara¬Ľ, lo hacemos a nuestro interlocutor y la c√°mara no deja de ser un mero sensor que captura nuestra imagen para mostr√°rsela a la otra persona.

El otro motivo del boom de la psicolog√≠a online ha sido tambi√©n culpa del confinamiento: Ha sido una situaci√≥n tan absolutamente excepcional que nos ha afectado a nivel psicol√≥gico. Ya sea para continuar terapias que est√°bamos teniendo con nuestro psic√≥logo antes de la crisis por covid, o simplemente porque necesitamos terapia tras el confinamiento, la necesidad de hablar con psic√≥logos online ha crecido de manera exponencial. Adem√°s, como dec√≠amos, la gente ha perdido el miedo a hablar a trav√©s de una c√°mara y micr√≥fono. Esta ¬ęnormalizaci√≥n¬Ľ de las comunicaciones online ha sido un revulsivo tambi√©n.

Tips para elegir el psicólogo online adecuado para ti

Si ya tienes claro que la opci√≥n de hablar con un psic√≥logo online es una opci√≥n factible y sencilla de recibir terapia queremos darte una serie de consejos para que elijas bien. ¬ŅTe animas a leerlos? ¬°Mira!

  • Obviamente la persona que te trate deber√≠a ser licenciado en Psicolog√≠a. Se ha puesto muy de moda el t√©rmino coaching, pero eso no quiere decir que esas personas sean psic√≥logos aunque por c√≥mo hablan (en v√≠deos o sus blogs) pueden hacernos pensarnos que lo son. Un psic√≥logo no tendr√≠a que tener problema en facilitarnos su n√ļmero de colegiado o su diploma de la carrera. No quiere decir que no haya coaches que te puedan ayudar, pero si lo que necesitamos es un psic√≥logo, que sea titulado. Otro aspecto es que adem√°s de ser simplemente licenciado en psicolog√≠a, deber√≠a disponer del t√≠tulo de psic√≥logo general sanitario.
  • Puede que tu problema sea muy espec√≠fico, en ese caso es posible que necesites un psic√≥logo especializado en alguna rama en concreto. Ser√° un profesional mejor formado en esa dolencia espec√≠fica que seguramente llegue antes a mejores resultados.
  • Tiene que haber cierta conexi√≥n. Nos explicamos: no se trata de que te vayas a tomar unas ca√Īas despu√©s de la terapia con √©l o ella. Nada de eso. Simplemente debe ser alguien con el que ‚Äúconectes‚ÄĚ. Es dif√≠cil de definir racionalmente esto √ļltimo, pero muy sencillo de sentir a los pocos minutos de la primera sesi√≥n. Debe ser alguien con quien nos sintamos en un espacio de confianza y con quien nos sintamos bien. No est√° de m√°s plantearse la primera sesi√≥n como una ‚Äúprueba‚ÄĚ de si esa persona va a ser con quien llevemos a cabo nuestra terapia en el futuro. Es preferible probar con un par de psic√≥logos antes para ver quien es el id√≥neo, que establecer relaci√≥n con alguien con el que no tengamos feeling y sintamos que la terapia no finalizar√° en buen puerto.
  • Dale cierto peso a las opiniones de otras personas. Estamos en una √©poca que las rese√Īas y opiniones nos sirven para elegir restaurante para cenar o comprar coche. ¬ŅPor qu√© no leer lo que otros usuarios piensan de un psic√≥logo? Evidentemente no creas de cabeza todo lo que leas. No siempre son opiniones reales, pero si que te pueden dar una peque√Īa idea. Hay psic√≥logos que son de manera un√°nime considerados como aut√©nticos referentes. ¬ŅQuieres un ejemplo? Los psic√≥logos online de IPSIA sin ir m√°s lejos.
  • Debe planificarse un plan para que conozcamos en profundidad c√≥mo se va a desarrollar la terapia a medio plazo. Evidentemente har√°n falta en la mayor√≠a de los casos unas cuantas sesiones para ‚Äútomar el pulso‚ÄĚ de la situaci√≥n y para elegir cual podr√≠a ser la mejor terapia a llevar a cabo. Pero llegados a ese momento un buen profesional deber√≠a empezar a esbozar un plan de trabajo con unos ciertos plazos. La psicolog√≠a no podr√≠a considerarse una ciencia exacta y pueden surgir imprevistos a mitad del trabajo (nuevas situaciones como muertes, despidos, problemas familiares) que har√°n que los plazos puedan modificarse. Pero en l√≠neas generales deber√≠amos saber m√°s o menos en qu√© tiempo o plazo solucionaremos el problema o si por el contrario se considera una afecci√≥n cr√≥nica que requiera de un tratamiento continuo.

Conclusiones

Los psic√≥logos online son ya una realidad y todo apunta a que en el futuro esta disciplina va a ir en constante crecimiento. Si otras muchas disciplinas ya se aprovechan de las ventajas de trabajar de manera online, en este caso el beneficio de recibir terapia online es una ventaja tanto para el psic√≥logo como para el paciente. Ten en cuenta que esto te permite elegir al profesional que quieras de todo el mundo. Esto es algo novedoso en casi cualquier disciplina pero a√ļn m√°s dentro del mundo de la psicolog√≠a. ¬ŅNuestra recomendaci√≥n? Busca un psic√≥logo online con el que te sientas bien. ¬°Y avanza!

Deja un comentario