Nuevo a├▒o, nuevos retos

/

Comienza un nuevo a├▒o y como siempre nos planteamos nuevos o antiguos prop├│sitos que no pudimos cumplir. Uno de los m├ís frecuentes es ponerse a dieta, perder algo de peso y controlar la alimentaci├│n. Para algunas personas es s├│lo dejar atr├ís los excesos de las fiestas y volver a la normalidad con comidas m├ís sanas y equilibradas. Esto no supone un gran esfuerzo. Pero para otras personas, aquellas que presentan sobrepeso o problemas de obesidad, no basta con estar varios d├şas cuidando la alimentaci├│n. El reto es mucho mayor y tambi├ęn m├ís complicado.

Recientemente el Instituto Nacional de Excelencia para la Salud y la Atenci├│n del Reino Unido, NICE, ha publicado una nueva gu├şa para el manejo de la obesidad y el sobrepeso en personas adultas, mayores de 18 a├▒os, poniendo el foco de atenci├│n en estilos de vida saludables.

La idea b├ísica es que se debe adoptar un enfoque multidisciplinar donde al menos encontremos un experto en nutrici├│n, un psic├│logo y un preparador f├şsico. Adem├ís se puede integrar en el grupo un m├ędico para tratar los problemas f├şsicos y enfermedades que suele llevar asociados la obesidad.

Con estos componentes lo que se busca es controlar y ense├▒ar una nueva forma de alimentaci├│n, aumentar la actividad f├şsica y buscar el cambio de conducta, sin la cual todo lo anterior, todo el esfuerzo, no tendr├í el resultado esperado a lo largo del tiempo.

Otras de las recomendaciones del NICE para que estos programas obtengan el resultado esperado es que sean programas con una duraci├│n m├şnima de tres meses y donde los profesionales est├ęn lo suficientemente capacitados para realizarlos y para sensibilizar a las personas.

Es fundamental establecer unas metas realistas y acordadas con el paciente, seg├║n sus necesidades y sus objetivos. De esta forma, se garantiza con m├ís facilidad la realizaci├│n y la consecuci├│n del objetivo con ├ęxito, lo que provocar├í un autoreforzamiento en el paciente que le llevar├í a avanzar m├ís en sus objetivos finales.

Todo ello debe ir acompa├▒ado de la reducci├│n del sedentarismo y el aumento de la actividad f├şsica supervisada, en todo momento, por el preparador f├şsico que, junto con el m├ędico, dise├▒ar├ín un plan de ejercicios espec├şficos y acorde con las necesidades y problemas m├ędicos que presente la persona.

Pero nada de esto perdurar├í en el tiempo si no hay un cambio en la conducta, para ello podemos utilizar todas las t├ęcnicas al alcance de los psic├│logos como son la resoluci├│n de problemas, control de la ansiedad, trabajo sobre la autoestima, etc. Pero hay adem├ís un factor importante y es el entorno social de la persona, es necesario conocerlo para comprobar el tipo de apoyo que tiene y si es necesario fomentar un cambio en el mismo.

Todo este trabajo debe realizarse dentro de un marco de respeto donde no se estigmatice a la persona, ni se la juzgue ni se sienta menospreciada.

Continuar el contacto a largo plazo es primordial para poder mantener todo lo conseguido, pero fomentando el autocontrol de la persona, que sea ella qui├ęn controle su forma de alimentaci├│n y su cantidad y tipo de ejercicio. Si se consigue el cambio conductual es mucho m├ís f├ícil porque la persona habr├í cambiado su estilo de vida.

Deja un comentario