Un remedio para las rozaduras que no conocías

/

El tema de las rozaduras en los bebés sabemos que es bien delicado. Los que somos papas o mamás y hemos visto a nuestros pequeños sufriendo por irritaciones en el pañal sabemos lo mal que se pasa. Tanto ellos por el dolor como nosotros por la impotencia de verlos pasarlo fatal y no hacer nada.

Rozaduras de pañal en bebés

Si has probado mil y una cremas de pañal de esas que se anuncian en la tele o en revistas especializadas, sabrás que apenas hacen nada frente a una rozadura de cierta entidad.

La crema de beranga es una crema totalmente natural que permite la regeneración de las capas medias y superficiales de la piel. Sus ingredientes principales son la cera de abeja y el aceite de oliva, además de numerosas plantas. No tiene contraindicación ninguna y el hecho de usarla además de fomentar la regeneración de la piel, calma la sensación de quemazón y crea una capa protectora.

Es especialmente notable la sensación que se tiene al despertarse si por la noche hemos aplicado una capa generosa en la rozadura. A simple vista veremos que se ha formado una capa de piel finita y que la totalidad del producto se ha absorbido.

Hay que recordar que la crema de beranga hay que usarla una vez que hayamos limpiado bien la zona.

La cantidad de crema que hay que aplicar suele ser grande, cogiéndola con las yemas de los dedos, con las manos perfectamente limpias también.

Esta crema cántabra forma parte de la historia y tradiciones de un pequeño pueblo llamado Beranga, en el municipio de Hazas de Cesto.

En los años 70, cuando no había autovías y la carretera entre Santander y Bilbao discurría por el pueblo con todo el tráfico asociado, era parada obligada para numerosos vecinos vascos, para comprar unos cuantos tarritos de la crema de Beranga.

Rozaduras en adultos dependientes

No todo son las rozaduras que producen los pañales en tiernos infantes. También puede haber problemas con pañales en adultos, para lo cual la crema de beranga tiene la misma efectividad.

El uso continuado de pañales en personas adultas, al ser usados durante bastantes años consecutivos y unido a problemas serios de movilidad hace de las rozaduras un problema bastante habitual.

Evidentemente hay que diferenciar claramente las rozaduras con otros problemas como abscesos o llagas. En esos casos no es recomendable el usar esta crema. Pero si el problema es una rozadura puedes usarla con total tranquilidad

Rozaduras en deportistas

Pero también hay casos en que individuos adultos y en perfecto estado de forma sufren este problema. Veremos aquí algunos ejemplos:

Corredores de larga distancia (medio maratón, maratón, trails, ultra).
Ciclistas (de montaña o de carretera).
Deportistas mixtos tales como triatlón.

Es muy habitual que la combinación de muchas horas haciendo deporte, el sudor y el roce normal de la ropa técnica pueda crear erupciones y heridas cutáneas de mucha envergadura. Para estos casos la crema de beranga es también una estupenda opción, natural y muy reparadora.

En este caso también es conveniente aplicarla con las manos limpias en zonas también previamente limpiadas. La crema es muy untuosa y recomendamos uso de ropa interior que no valoremos mucho, ya que suele manchar bastante las prendas.

Pero no cabe duda que esto merece la pena, ver resultados en literalmente 12 horas es una contraprestación demasiado positiva. Recomendamos el uso de esta crema o ungüento si has tenido problemas de rozaduras con el culotte o con el pantalón de correr.

Conclusiones

Como ves esta humilde crema, con muchos años de existencia es una solución más que interesante para todo tipo de rozaduras en la piel, te recomendamos su uso recordando que siempre debe ser aplicada sobre la piel limpia (con agua y jabón por ejemplo). Aprovechemos el poder de la naturaleza y del conocimiento popular en nuestro beneficio y dejemos los medicamentos para circunstancias más graves.