La confesi贸n de John Grisham

/

Mis vacaciones acaban y con ellas termino tambi茅n el libro que he estado leyendo estos d铆as. Bueno, realmente el libro me lo ventil茅 hace ya una semana, pero falta compartir con vosotros mi opini贸n sobre el mismo. Y esta parte es tan importante como la lectura. La novela que ha venido conmigo de vacaciones estos d铆as es The Confession (la edici贸n es espa帽ol saldr谩 el pr贸ximo oto帽o) del escritor estadounidense John Grisham, conocido autor del bestsellers como El informe pel铆cano.

El reverendo Keith Schroeder se dispone a empezar una semana de trabajo normal en su parroquia de Kansas cuando recibe la visita de un presidiario en libertad condicional. Este preso le confesar谩 que el Estado de Texas se dispone a matar a un hombre inocente por un crimen que 茅l cometi贸 hace unos a帽os. Travis Boyette adem谩s padece un tumor cerebral y saber que su muerte est谩 cerca le ayuda a dar este paso adelante y querer salvar la vida de ese chico. Mientras, en Texas, el abogado del reo est谩 intentando parar desesperadamente la ejecuci贸n de su cliente siguiendo los cauces normales en ese tipo de ocasiones. Quedan s贸lo cinco d铆as y Robbie Flak est谩 dispuesto a utilizar cualquier baza a su disposici贸n para conseguir su objetivo.

En general me parece un libro bastante decente. Grisham es un experto en thriller, sabe de lo que est谩 hablando. La proximidad de la ejecuci贸n hace que el ritmo sea trepidante y el lector se involucra totalmente en esta carrera por salvar la vida de un inocente, no sin cierta frustraci贸n en algunos estadios. Es de esos libros que engancha al lector caus谩ndole horas de insomnio por saber qu茅 es lo que va a pasar en el siguiente cap铆tulo. Es un bestseller cl谩sico, es decir, el libro no va a cambiar la historia de la Literatura Universal (no todo libro tiene por qu茅 tener esa meta), pero la tem谩tica de la historia hace que reflexionemos sobre nuestro modelo de sociedad, y esto es ya bastante.

El libro es mucho m谩s que una apalog铆a sobre la abolici贸n de la pena de muerte. Sobre lo que m谩s me ha hecho reflexionar este libro es de como pa铆ses democr谩ticos tienen en sus cuerpos jur铆dicos normas que, si no est谩n en contra de los Derechos Humanos, s铆 lo est谩n de su esp铆ritu. Grisham detalla al principio de la novela, a trav茅s del abogado de causas pobres situaciones como las siguientes:

  1. Que en Texas para casos de asesinato se puede condenar a alguien con la pena capital sin que se tenga una prueba concluyente de que se ha producido uno de hecho o sin siquiera haber encontrado el cuerpo de la v铆ctima.
  2. Que la polic铆a puede mentir en cualquier momento durante un interrogatorio para sonsacar una confesi贸n forzada.
  3. Que pese a que las amenazas con la pena capital y las promesas de garantizar una pena m谩s flexible si se colabora con la investigaci贸n sean inconstitucionales, la polic铆a utiliza tambi茅n esta t茅cnica para sonsacar confesiones falsas.

La justicia es un pilar b谩sico del Estado de derecho, quiz谩 sea el m谩s importante. Pero eso no implica que los ciudadanos no debamos luchar e incluso responder ante ciertas decisiones o normativas vigentes. En el pecado llevaremos la penitencia, pero es nuestro deber ciudadano controlar a los poderes que nos gobiernan y el poder judicial no puede ser una excepci贸n aqu铆.En todos los pa铆ses cuecen habas y Espa帽a no es una excepci贸n. Amnist铆a Internacional ha denunciado la impunidad policial en Espa帽a en su informe ESPA脩A SAL EN LA HERIDA IMPUNIDAD POLICIAL DOS A脩OS DESPU脡S. Por no mencionar las ayudas del juez Varela a Manos Limpias en la causa abierta contra Garz贸n y su investigaci贸n sobre los cr铆menes de la dictadura franquista (en otros pa铆ses este proceso les parece algo incre铆ble e indigno de un pa铆s democr谩tico).

Hay un 煤ltimo tema que aparece en el libro y que tambi茅n me parece importante destacar, ya que no nos es ajeno tampoco: los familiares/amigos/conocidos de las v铆ctimas. Aunque es comprensible que su dolor les impida en ciertos momentos pensar de una forma razonable, debemos hacer todo lo posible por comprender su dolor sin convertirlo en un circo. La clase pol铆tica y muy especialmente la period铆stica son los que m谩s tienen que aprender de esto 煤ltimo.

Deja un comentario