¿Los gatos tienen buena memoria a largo plazo?

/

Seguro que más de una vez te has preguntado si tu gato recuerda a su madre o a sus hermanos, también te fijaras si responde al nombre que le has puesto o no y te sorprende que recuerde el camino a casa aunque salga un rato con amigos gatunos cerca a donde viven. Todo esto será gracias a ¿una buena memoria o un simple instinto?

La mayoría de veces creemos que los animales, sobre todo los domésticos, no tienen la capacidad de recordar lo que les sucede, pero si tienes un gatito en casa te habrás dado cuenta que no es tan cierto y es todo lo contrario.

Es importante aprender el comportamiento, cuidados y curiosidades de tu gato ya que te permitirán conocer más a tu gatito y fortalecer cada vez el vínculo entre ustedes. Sigue leyendo este artículo que ha escrito migatodomestico.es para nosotros y descubre si tu gato tiene buena memoria.

¿Cómo funciona la memoria de los gatos?

La memoria de los gatos, al igual que la de los humanos y otros animales, se ubica en una sola parte del cerebro. El cerebro de los felinos ocupa menos del 1% de su masa corporal, sin embargo, esto no es muy importante porque si hablamos de la capacidad de recordar, incluso inteligencia, lo determinante es la cantidad de neuronas que tengan.

Así, el número de neuronas que poseen los gatos es alrededor de trescientos millones, lo que, en comparación con los perros, es muy superior. Los perros solo tienen sesenta millones de neuronas, por lo que la capacidad de retener información es mayor en los felinos.

Por lo general los gatos no recuerdan su día a día recordando que hizo la noche anterior, pero tienen una memoria de corto plazo que es de 16 horas según expertos. Por esta razón, para que un gato almacene algo en su memoria  a largo plazo, lo que haya sucedido tiene que haber generado una afectación directa en su diario vivir. Así, su memoria es selectiva y además, episódica.

Al tener una memoria episódica quiere decir que además de recordar situaciones específicas que les impactaron, pueden recordar las rutinas en el hogar, lugares e incluso a algunas personas, entre otras cosas ya que están dentro de su cotidianidad y de acuerdo a las emociones que les generan, se almacenan o no dentro de su memoria.

¿Los gatos aprenden por tener buena memoria?

La memoria es una herramienta clave para la supervivencia de los gatos, pues es a través de dos mecanismos como la observación y la experiencia diaria los gatos aprenden cómo vivir. ¿Qué logra con toda esa información? decidir si almacenarla o no en su memoria, si le es útil o no; todo ello le servirá para saber cómo reaccionar o enfrentar alguna situación que ya vivió y conoce.

El proceso de memoria y aprendizaje comienza desde pequeños, pues observan a su mamá para aprender cosas básicas para su vida, como comer, acicalarse, usar un arenero, jugar, medir su fuerza e incluso cazar. De esta manera empiezan a comprender cómo reaccionar a diferente estímulos que lo rodean como atender a la hora de la comida, huir de las personas que le hacen daño, ser cariñosos con quienes tienen un buen vínculo y saber cuando o no hacer algo.

Así mismo es el proceso para aprender a identificar a su dueño asociándolo a estímulos buenos como las caricias, la comida, el cuidado, el cariño y el tiempo de juego. Por otro lado, todo aquello que sea insignificante o simplemente no afecte su diario vivir será olvidado dentro de su memoria de corto plazo, por esta razón, en algunas ocasiones, es difícil enseñarle cosas nuevas a tu gato.

¿Cuánto tiempo puede recordar un gato?

Aún no se conoce por parte de expertos la cantidad de tiempo o la antigüedad de recuerdos que la memoria de los gatos pueda almacenar, sin embargo, se cree que sólo logran recordar tres años, pero seguro que cualquier dueño de un gato pensará que es mucho más tiempo.

Además, los gatos no solo recuerdan situaciones buenas o malas, también almacena la identidad de algunas personas y animales, su olor y la emoción o sensación que tienen al estar con ellos. Asimismo recuerdan los momentos que comparten con los demás y las rutinas, por lo que es normal que tu gato aprenda a que hora sales, te vas a dormir o a trabajar.

Por otro lado también cuentan con una excelente memoria espacial. Esta memoria permite que los gatos puedan ubicar de manera sencilla sus lugares favoritos como su cama, espacio de juego y el resto de cosas en la casa. Por esto los gatos saben si hay muebles nuevos o los has cambiado de lugar, incluso, situaciones así pueden generar el estrés.

Pérdida de memoria en los gatos

Debemos tener en cuenta que la memoria de los gatos puede disminuir considerablemente con el paso del tiempo al igual que los humanos. Esta pérdida de memoria puede suceder a partir de los diez años de edad, es prácticamente en la vejez de tu gato, además de perder la memoria puede ser algo más grave como el llegar a sufrir alzheimer.

El nombre técnico del alzheimer en gatos es el Síndrome de Disfunción Cognitiva y genera cambios drásticos en conductas cotidianas tanto en su comportamiento como en capacidades. Es a partir de este síndrome que se todo un proceso degenerativo del sistema nervios central de los gatos que supera el deterioro natural de los gatos que llegan a la vejez si una enfermedad como esta.

Por último, cabe resaltar que muy pocas veces los gatos olvidaran situaciones traumáticas o del maltrato, por lo que es normal que si has adoptado recientemente  un gato que ha vivido una experiencia así, sea distante contigo. Por lo que debemos tener presente que cualquier acción tiene una respuesta y un impacto en la vida de nuestro gatos, pues son seres vivos que logran recordar muchas de las cosas de las que hacemos.