El duelo y su evoluci贸n

/

En los 煤ltimos a帽os hemos observado un avance, un auge, en el estudio sobre el proceso de duelo. Son muchos los autores y muchas las publicaciones que se han hecho eco de este problema cada vez m谩s extendido. Por eso, cabe preguntarnos: 驴a qu茅 es debido este creciente inter茅s? Para dar una respuesta clara profundizaremos un poco en el concepto de duelo y en su evoluci贸n.

El duelo es el proceso que se pone en marcha cuando una persona sufre una p茅rdida, sea del tipo que sea, aunque la p茅rdida que provoca m谩s trauma es la muerte y en ella nos centraremos. Visto as铆, el duelo es un proceso individual y psicol贸gico pero con una gran dimensi贸n social, y es que, es la sociedad la que marca las pautas de ese proceso. Es la sociedad la que pone las reglas en base a las cuales las personas pueden manifestar sus reacciones, sus emociones.

Si echamos la mirada atr谩s vemos c贸mo han evolucionado los rituales funerarios. No hace mucho que la cremaci贸n era una elecci贸n inusual por parte de los familiares, lo normal era inhumar a la persona y los que optaban por otros m茅todos eran considerados como 鈥渞aros鈥. La sociedad es la que marca tendencias en todo y, en el tema de la muerte no iba a ser menos.

Se han perdido, o se est谩n perdiendo, los ritos funerarios tradicionales, los lutos, las reuniones en torno a la fecha del difunto, las conmemoraciones鈥 Y, en la mayor铆a de los casos, no son sustituidos por otros nuevos lo que acaba provocando en las personas desorientaci贸n y desconocimiento sobre lo que tiene que hacer y sobre c贸mo enfrentarse a este doloroso proceso.

Vivimos en una sociedad con grandes influencias culturales, donde lo m谩s importante es el productivismo seguido del progreso, la salud, la alegr铆a y donde no hay lugar para las expresiones de dolor y tristeza. En esta sociedad de progreso cada vez hay menos tiempo para dedic谩rselo a actividades espirituales o religiosas y, mucho menos, al duelo.

Hay una idea fundamental que no debemos olvidar, el duelo necesita tiempo. Y tiempo es lo que no hay en esta sociedad. La inhumaci贸n de una persona lleva asociada la idea de que pasar谩 mucho tiempo hasta que los restos se integren en el ciclo biol贸gico de la vida. Esa idea de tiempo es la que asocia el doliente a su proceso de duelo. Sin embargo, con la cremaci贸n ese tiempo se reduce a unos 90 minutos. 驴Es ese el tiempo qu茅 tiene el doliente para procesar su sufrimiento? Evidentemente no, pero si es cierto que se tiene la idea de que necesitamos menos tiempo, mucho menos tiempo, para procesar todo ese dolor y todas las experiencias.

Otra idea actual que, aparentemente, facilita el duelo es el hecho de poder llevarse las cenizas a casa. Realmente con este acto lo que conseguimos es privatizar el duelo, convirti茅ndolo en algo 铆ntimo y personal, algo que no debe ser mostrado. De hecho, cada vez m谩s familias optan por un funeral privado, por cambiar el p茅same por un libro de firmas. Todo se vuelve hacia nosotros, alej谩ndolo de la sociedad como si de algo molesto se tratara. No queremos molestar a los dem谩s con nuestro dolor, pero los dem谩s tampoco quieren ser molestados.

Un 煤ltimo aspecto a destacar es la institucionalizaci贸n de la muerte, ahora se produce en hospitales, en asilos, en centros para mayores. De una manera artificial, sedando a las personas y reduciendo al m铆nimo el contacto con sus familiares. Si pregunt谩semos a las personas seguro que nos dir铆an que prefer铆an estar en sus casas, con los suyos, pudi茅ndose despedir de cada uno.

Todos estos cambios han provocado el desarrollo, por parte de los profesionales, de estudios y trabajos sobre el duelo donde se constata cada vez mayor la presencia de duelos prolongados, cr贸nicos y/o patol贸gicos, que obligan a las personas a solicitar ayuda especializada porque ya no tienen a esa parte de la sociedad que antes acompa帽aba al doliente d谩ndole apoyo.

Muchos de estos duelos no ser铆an problem谩ticos si la sociedad no hubiese marcado tantas reglas restrictivas respecto a la muerte y a la expresi贸n de las emociones de forma abierta. No es cuesti贸n de volver a la 茅poca en que se rod贸 鈥淟a ni帽a de luto鈥 pero s铆, de hacer algunos cambios para conseguir un proceso de duelo m谩s humano y sociable.

Deja un comentario