Nociones sobre el OBOE

/

Hay dos tipos de oboe: oboe francés y vienés

La apariencia externa de los dos modelos es diferente:

Mientras que el oboe franc√©s tiene un tubo fino, largo y de dise√Īo sencillo con una campana ligeramente saliente, el oboe vien√©s sigue teniendo las caracter√≠sticas del oboe cl√°sico: el tubo m√°s corto de paredes gruesas; la cebolla (balaustre) en la articulaci√≥n superior; los espesores en las articulaciones de la espiga y la campana en forma de campana.

El oboe francés tiene un diámetro estrecho, 4,1 mm en el punto más estrecho. El taladro del oboe vienés es más ancho (4,4-4,9 mm) y se ejecuta en pasos (2 pasos). El modelo vienés también tiene una cuenta en el interior de la campana.

Dactiloscopia: Los obo√≠stas vieneses utilizan una digitaci√≥n especial de b2 a c3, las llamadas ¬ędigitaciones largas¬Ľ, es decir, las notas se tocan con una larga columna de aire (muchos agujeros de tono cerrados). En el oboe franc√©s se producen las mismas notas con la ayuda de una clave de octava y ¬ędigitaciones cortas¬Ľ, es decir, una corta columna de aire.

El oboe vienés totalmente automático también permite digitaciones cortas como alternativa a las tradicionales digitaciones largas (las notas suenan entonces un poco más delgadas).

Sonido: El sonido del oboe franc√©s tiene una gran asertividad y, por su timbre, tiende a destacar de la orquesta; mientras que el sonido del oboe vien√©s est√° m√°s en consonancia con el sonido global de la orquesta. El vibrato, que forma parte del ¬ębuen¬Ľ sonido del oboe franc√©s, no es com√ļn en el estilo musical vien√©s.

El oboe francés responde con más dificultad en el registro bajo que el oboe vienés. El sonido de b2-c3 en el modelo francés es descrito por muchos oboistas como no del todo satisfactorio.

Historia del OBOE

Antepasados antiguos – Aulos y Tibia

Los instrumentos de viento con doble ca√Īa ya eran conocidos en la antig√ľedad. Las primeras representaciones iconogr√°ficas de tales instrumentos provienen de Mesopotamia alrededor del 3000 AC.
Los instrumentos de doble leng√ľeta se convirtieron en los m√°s respetados de todos los instrumentos entre los griegos y romanos. El tocar los aulos y la tibia se asociaba con el rango social, y los m√ļsicos gozaban de gran popularidad y privilegios.

Los int√©rpretes griegos de aulos se representaban tradicionalmente con dos auloi en los labios, lo que prueba que el aulo era un instrumento doble. Los diferentes tipos de auloi, como la tibia romana, se tocaban en diversas ocasiones: durante la batalla, al preparar la comida, en ocasiones festivas y en el teatro, donde los auloi acompa√Īaban al coro.

Chirimía Рel instrumento de los juglares

Hoy en d√≠a ya no es posible determinar si los oboes modernos son sucesores directos de los instrumentos de doble ca√Īa griegos y romanos, o si se perdieron en Europa durante la migraci√≥n de los pueblos y volvieron a Europa a trav√©s de Bizancio y Asia.

En la Europa medieval temprana hab√≠a en cualquier caso un instrumento en uso que consist√≠a en un simple tubo y se llamaba c√°lamo (del lat√≠n calamus = tubo, leng√ľeta). El nombre alem√°n chirim√≠a (Shawm, antiguo chalemy franc√©s) se deriva de Calamus. La chirim√≠a no se refer√≠a a un solo instrumento, sino a un tipo de instrumento que se tocaba con leng√ľeta (simple o doble).

Adem√°s de las crumhorns, dulcians y gaitas, la familia de chirim√≠as del Renacimiento inclu√≠a el grupo de bombardas o bombardones, que pueden considerarse como los predecesores directos de los modernos instrumentos de doble leng√ľeta.

Como era costumbre en las familias de instrumentos del Renacimiento, la familia Pommer tambi√©n inclu√≠a todos los registros, desde la chirim√≠a de agudos (octava de 3 tiempos) hasta la gran chirim√≠a de bajos (contra octava). La chirim√≠a de agudos era el instrumento m√°s antiguo de la familia Pommer. Como todos los instrumentos de Pommer, ten√≠a una c√°psula de viento que se colocaba en la boca cuando se soplaba. La doble ca√Īa estaba dentro de esta c√°psula de viento y no se toc√≥ cuando se sopl√≥ el instrumento. As√≠ que el jugador no ten√≠a posibilidad de influir en el sonido, era relativamente est√°tico.

Las chirim√≠as del Renacimiento eran tocadas en su mayor√≠a por trovadores ambulantes que pod√≠an tocar varios instrumentos y no estaban especializados en ning√ļn instrumento.

Desde la chirim√≠a hasta el chico de la casa…

En el curso del siglo XVII la chirim√≠a de agudos se convirti√≥ en el  hautboy (hautbois franc√©s), afinado en Do. Este primer oboe ya no ten√≠a c√°psula de viento; el int√©rprete ahora ten√≠a contacto directo con la doble ca√Īa y as√≠ ten√≠a la oportunidad de avivar el sonido del oboe. 

La ca√Īa de boj, que todav√≠a es una pieza √ļnica de la chirim√≠a, se dividi√≥ en tres partes: la parte superior e inferior y la campana. Adem√°s, se introdujeron 3 llaves (un poco m√°s tarde se redujeron a 2). El borde de la campana estaba provisto de un abalorio. 

Estas innovaciones se originaron en Francia, probablemente con una participación significativa de las familias de constructores de instrumentos Hotteterre (cuyo taller representaba la fabricación de instrumentos innovadores desde el siglo XVI) y Philidor. Como todos los instrumentos de viento de madera barrocos, el oboe tenía una escala de tonos desiguales, ya que los tonos intermedios producidos con los dedos bífidos sonaban más apagados.

A finales del siglo XVII, el oboe fue aceptado en la orquesta. Jean Baptiste Lully, compositor de la corte del ¬ęRey Sol¬Ľ Luis XIV, probablemente lo utiliz√≥ ya en 1657 en su ballet ¬ęL’amour Malade¬Ľ, Robert Cambert en 1671 en su √≥pera ¬ęPomone¬Ľ. Como resultado, el hautboy experiment√≥ un apogeo que dur√≥ hasta finales del siglo XVIII. Durante este per√≠odo, la gran √©curie, la orquesta de la corte francesa, emple√≥ a unos 30 hautboyistas.

Desde Francia, nuestro protagonista comenz√≥ su marcha triunfal por toda Europa. A diferencia de la flauta, inicialmente no hab√≠a caracter√≠sticas nacionales particulares ni escuelas de interpretaci√≥n del oboe; los m√ļsicos intercambiaban entre s√≠ las √ļltimas t√©cnicas e instrumentos de interpretaci√≥n. El oboe barroco ocupaba una posici√≥n especial ya que era el √ļnico que se usaba universalmente – desde la m√ļsica militar a la m√ļsica de c√°mara, la √≥pera y la orquesta hasta la m√ļsica sagrada.

En la orquesta, los oboes se utilizaron inicialmente sobre todo como dobles de los violines (en el per√≠odo cl√°sico, sin embargo, se hab√≠an emancipado y desempe√Īaban funciones independientes), y en la orquesta de √≥pera se les asignaron las primeras funciones de solista (obligatos) en las arias. El repertorio de m√ļsica de c√°mara consist√≠a inicialmente en piezas para consortes (2 oboes, 2 oboes tenores (m√°s tarde trompas) y 2 fagots). 

A principios del siglo XVIII se escribieron innumerables sonatas solistas, suites con bajo continuo, suites de trío (para oboe, flauta y violín) y conciertos. El cuarteto de oboes (oboe con trío de cuerdas) apareció en la segunda mitad del siglo XVIII. Al mismo tiempo, el oboe fue lentamente reemplazado por el clarinete como instrumento principal en los conjuntos militares.

En el siglo XVIII, las cualidades t√©cnicas y tonales del oboe se refinaban constantemente. El taladro se hizo m√°s estrecho (de un promedio de 5,9 a 4,8 mm), las ca√Īas m√°s estrechas y cortas, el tubo de paredes m√°s delgadas, los agujeros de tono m√°s peque√Īos. 

Como consecuencia directa, el campo de toque aumentó: si el rango todavía se daba como c1 a d3 alrededor de 1700, se expandió a g3 en el curso del siglo XVIII. El sonido del nuevo oboeclásico era más delgado y compacto que el de sus predecesores, y su volumen correspondía aproximadamente al de un violín o una flauta transversal.

Entre los m√°s respetados constructores de oboes de la √©poca se encontraban Thomas Lot y Charles Bizey y Christophe Delusse en Francia; David Denner, Wilhelm Oberl√§nder y Carl Golde en Alemania; y Thomas Stanesby y Caleb Gedney en Inglaterra. 

En la segunda mitad del siglo XVIII los modelos hechos por los fabricantes de instrumentos de Dresden Augustin Grenser y Jakob Grundmann se convirtieron en el est√°ndar de toda Europa.
Siglo XIX Рrevolución mecánica

En 1781 Grundmann a√Īadi√≥ otra tecla. Posteriormente, los fabricantes de instrumentos alemanes equiparon el instrumento con m√°s y m√°s teclas. La tendencia era dar a cada semitono su propio agujero de tono, que pod√≠a cerrarse con una llave, haciendo as√≠ superfluos los agarres. En Francia se sigui√≥ esta evoluci√≥n, aunque de manera vacilante, ya que muchos instrumentistas opinaban que demasiadas claves perjudicaban la calidad del sonido.

Alrededor de 1825 se construyeron oboes con 15 agujeros de tono y 10 llaves en las regiones alemana y francesa. Sin embargo, los instrumentos se diferenciaban fundamentalmente entre s√≠: la diferente est√©tica del sonido hab√≠a cristalizado dos tipos b√°sicos diferentes en la fabricaci√≥n de oboes, que m√°s tarde se llamaron oboe ¬ęfranc√©s¬Ľ y ¬ęalem√°n¬Ľ.

En Francia la tendencia a los agujeros m√°s estrechos, paredes de tubo m√°s delgadas y ca√Īas m√°s estrechas continu√≥ de manera constante, mientras que en Alemania se mantuvo un agujero m√°s ancho, as√≠ como las caracter√≠sticas del cl√°sico oboe – el tubo de paredes gruesas, la cuenta en el extremo interior de la campana, la cebolla (balaustre) y los anillos en la pieza superior, y el sencillo mecanismo con llaves de tallo largo montadas en bloques de madera. Stephan Koch (1772-1828) y Joseph Sellner (1787-1843) desarrollaron un h√≠brido innovador alrededor de 1820 en Viena: un oboe con un exterior cl√°sico y, para la √©poca, con un di√°metro extremadamente estrecho.

Tanto el oboe franc√©s como el vien√©s ¬ęSellner-Koch-Oboe¬Ľ ten√≠an un sonido brillante que destacaba de la orquesta, el oboe alem√°n conservaba el sonido m√°s oscuro y mezclable de la √©poca cl√°sica.

En Francia, el oboe recibía constantemente nuevos detalles mecánicos por parte de los fabricantes de instrumentos innovadores: la llave de octava (que hacía superfluo el soplado), el cojinete de bloque de bolas introducido por la familia Trièbert (mecanismo montado longitudinalmente que permitía un complejo juego de palancas y llaves), la llamada llave de espectáculo de Theobald Böhm (funcionamiento de una llave por medio de un anillo en una varilla; al mismo tiempo se cierra otro agujero de tono) y los resortes de aguja de Auguste Buffet son sólo algunos de ellos.

Theobald Böhm (1794-1881), relojero y flautista de formación, desarrolló un revolucionario mecanismo de llave para la flauta travesera, que fue recibido con entusiasmo en Francia. Partes de este sistema también fueron transferidas a otros instrumentos de viento de madera. Sin embargo, un oboe radical de Boehm (como un fagot de Boehm) no pudo prevalecer debido a su novedoso carácter sonoro.

Los oboes modernos

A partir de la d√©cada de 1860, el fabricante de instrumentos Fr√©d√©ric Tri√©bert (1813-1878) desarroll√≥ el oboe junto con el obo√≠sta Apollon M. R. Barret (ca. 1804-1879), cuyos descendientes todav√≠a se tocan hoy en d√≠a. El sistema 6 de Tri√©bert con un di√°metro extremadamente estrecho y una llave de octava fue patentado en 1872. Diez a√Īos despu√©s el profesor de oboe Georges Gillet lo declar√≥ el modelo oficial del Conservatorio de Par√≠s. Despu√©s de la Segunda Guerra Mundial, el √ļnico modelo de Conservatorio ligeramente mejorado se convirti√≥ en el est√°ndar internacional.

El oboe vienés que se toca hoy en día en Austria se remonta a un modelo hecho por el fabricante de instrumentos de Dresde Carl Golde (1803-1873) en la década de 1940. Todavía tiene la forma clásica del cuerpo: la campana saliente, el balaustre en la articulación superior y las extensiones en las articulaciones de espiga. El tubo del oboe vienés tiene un agujero más cónico y es más corto que el del oboe francés. El mecanismo, que se basa en el del oboe alemán, fue mejorado y ampliado en el transcurso del siglo XX.

Mientras que el oboe se usaba casi exclusivamente en la orquesta en el siglo XIX, los compositores del siglo XX lo redescubrieron como instrumento solista. Esto se debió en gran medida a los destacados oboístas Leon Goossens (1897-1988), que estableció cierto alivio técnico (respiración con diafragma, embocadura suelta) y Heinz Holliger (* 1939), que propagó innumerables técnicas de instrumentación nuevas.

Deja un comentario